logo brittany ferries

Brittany Ferries apuesta por los "Seagliders", planeadores marinos de cero emisiones

El nuevo concepto de embarcación, totalmente eléctrica, se desplaza como un aerodeslizador y vuela como un avión, con la comodidad y el confort de un ferry.

Desde Brittany Ferries estamos estudiando la posibilidad de una nueva forma de viajar en ferry de alta velocidad, sostenible y más eficiente, denominada "seaglider". Se trata de un vehículo totalmente eléctrico conocido también con las siglas WIG (wing-in-ground-effect), y que actualmente está siendo desarrollado en Estados Unidos por la empresa REGENT (Regional Electric Ground Effect Nautical Transport), con sede en Boston.

Hemos firmado un acuerdo que podría hacer posible que estos vehículos denominados “seaglider” y con capacidad entre 50-150 pasajeros naveguen entre el Reino Unido y Francia en 2028. REGENT espera que los primeros pasajeros comerciales viajen en la versión más pequeña de estos planeadores eléctricos en 2025.

Los "seagliders" combinan la comodidad y confort de los barcos de pasajeros, la eficiencia aerodinámica de los aerodeslizadores y la velocidad de los aviones.

Con la posibilidad de conectar los puertos marítimos existentes, se espera que estas naves alcancen una velocidad de hasta 290 kilómetros por hora - seis veces más rápido que los transbordadores convencionales - con una autonomía alimentada por batería.

El viaje de Portsmouth a Cherburgo, por ejemplo, podría cubrirse en tan sólo 40 minutos.

Estos planeadores eléctricos funcionan aprovechando un concepto bien conocido por los pilotos: el efecto suelo. Se trata de un efecto aerodinámico que sucede por las diferencias de presión entre las alas y el suelo o, en este caso, el agua mientras se vuela a baja altura.

Al salir del puerto, la nave se eleva evitando a los pasajeros las posibles molestias de las olas. Ya en aguas abiertas, despega creando el efecto suelo hasta su destino. Las hélices situadas en las alas proporcionan el empuje necesario para emprender el vuelo a baja velocidad, mientras que los motores eléctricos regulan el flujo de aire sobre las alas mientras se mantiene sobre ese “colchón de aire” conocido como efecto suelo.

Ferry de Brittany junto al nuevo Seaglider

Una forma de viajar segura y eficiente

Se trata de un modo de transporte muy eficiente, capaz de desplazar cargas considerables a largas distancias y a gran velocidad. La energía procede de las baterías y no del combustible fósil.

La seguridad del vuelo se consigue gracias a los sistemas de propulsión y control de vuelo, junto con sensores de última generación que detectan y evitan el tráfico en el mar.

En Brittany Ferries apostamos por la transición energética

La transición energética es una prioridad para empresas con visión de futuro como Brittany Ferries, y es clave para nuestra recuperación después de la crisis del Covid. Por ello en Brittany Ferries esperamos con ilusión la llegada de nuestros dos nuevos buques de GNL (gas natural licuado) que se entregarán en 2022 y 2023, el Salamanca y el Santoña.

Pero la asociación con REGENT va un paso más allá. Se trata de un proyecto innovador que ofrece una emocionante visión de futuro, un tipo de vehículo nunca visto en aguas franco-británicas.

"Seaglider es un concepto atractivo y emocionante y esperamos trabajar con REGENT en los próximos meses y años", dijo Frédéric Pouget, director de puertos y operaciones de Brittany Ferries. "Estamos especialmente satisfechos de poder trabajar ya en este proyecto porque significa, que podemos plantear nuevos desafíos en el mundo real y posibilidades realmente potenciales para la empresa en una fase temprana. Por ello esperamos que esta idea sea una realidad en los próximos años. Quién sabe, podría ser el nacimiento de los ferries que vuelan el Canal de la Mancha".

Billy Thalheimer, cofundador y consejero delegado de REGENT, añadió: "REGENT está encantada de asociarse con Brittany Ferries para llevar al mercado, el futuro del transporte marítimo. Brittany Ferries ofrece una experiencia de primera clase que ayudará a REGENT a garantizar que nuestros “seagliders” sean la forma más idónea y cómoda posible de viajar a través del Canal de la Mancha."

brittany ferries transicion energetica

REGENT está trabajando en diferentes tamaños de estos planeadores marítimos para el transporte de pasajeros, todos los cuales funcionan según el mismo principio: el efecto suelo. Desplazándose a pocos metros por encima de la superficie del agua, combinan la alta velocidad de un avión con la operatividad de un barco. Tiene la suficiente autonomía como para servir rutas de hasta 290 kilómetros con la tecnología de baterías existentes hoy en día, y en un futuro, gracias a las baterías de próxima generación, podría llegar hasta los 600 kilómetros.

Tanto Brittany Ferries como REGENT entendemos que hay muchos retos tecnológicos por delante. Sin embargo, no debe ser un impedimento para poder desarrollar este nuevo concepto de viaje y que ya funciona en el campo militar y en embarcaciones de recreo más pequeñas que operan en todo el mundo. Eseramos que la reducción de las emisiones y los “seagliders” se conviertan con el tiempo en algo habitual.

Porque al igual que los coches eléctricos, los seagliders se vuelven automáticamente más ecológicos a medida que se genera más electricidad de fuentes renovables. Además, gracias a la eficiencia propia de estos desplazamientos por encima del agua, no es necesario renunciar a la velocidad para contribuir a la reducción de las emisiones, como ocurre hoy en día con el transporte marítimo, siendo la navegación lenta una de las soluciones propuestas con el fin de reducir la huella medioambiental.

Cuaderno de Bitácora