Kerry y Santoña son los nombres confirmados para los nuevos barcos de Brittany Ferries

Brittany Ferries nombra dos nuevos barcos y promete reducir de manera significativa las emisiones de CO2 gracias a los nuevos planes de renovación de la flota. Se está llevando a cabo un programa de renovación de la flota de 500 millones de euros, con tres nuevos buques de GNL.


Ya tenemos confirmación de los nombres de nuestros dos próximos barcos. Kerry será el nombre del barco que cubrirá la ruta de Cork a Santander durante un año a partir de noviembre de 2019.

Santoña ha sido el nombre escogido para el tercer barco de clase E-Flexer de la compañía. Santoña es parte del programa de renovación de la flota que se está llevando a cabo con un coste de 550 millones de euros. Todo con un claro objetivo: ser más sostenibles. Santoña llegará en 2023 y, como el Salamanca, será impulsado por GNL (gas natural licuado), que es mucho más respetuoso con el medio ambiente.


Tres nuevos buques de GNL en el horizonte

Santoña será el tercer barco propulsado con GNL que se unirá a nuestra flota después del Brexit. El gas natural licuado es un combustible que promete una reducción en las emisiones de gases de efecto invernadero.

La combustión no produce azufre, apenas contiene partículas y un 95% menos de dióxido de nitrógeno que el diesel. El GNL también es hasta un 28% mejor en términos de emisiones de gases de efecto invernadero según los resultados de un informe independiente revisado por pares publicado en abril de este año *.

"Brittany Ferries está comprometida con el GNL como la solución más respetuosa con el medio ambiente para navegar", dijo Frédéric Pouget, director de flota y operaciones portuarias de Brittany Ferries. “La mejor manera de respetar los entornos en los que operamos es comprometernos con el GNL. Esto es lo que hemos hecho con una inversión de 500 millones de euros".

"El primer barco de GNL de la compañía, el Honfleur, estará operativo el próximo año y conectará las ciudades de Portsmouth y Caen. Le seguirá el Salamanca que llegará en 2022 para transportar pasajeros y carga en las rutas de larga distancia entre el Reino Unido y España. Y por último el Santoña se unirá a la flota de Brittany Ferries en el 2023.

Reducción de CO2 por pasajero en un 46%

El programa de renovación de la flota promete una reducción significativa de las emisiones de carbono por pasajero en comparación con los buques que operan actualmente entre el Reino Unido y España. Esto se debe a que Cap Finistère y Baie de Seine, son buques menos eficientes con una capacidad de pasajeros y carga mucho menor que los nuevos buques de clase L-e-Flexer de LNG.

También se realizarán cuatro viajes de ida y vuelta desde el Reino Unido a España cada semana, en lugar de cinco. Esto significa un ahorro significativo en el consumo de combustible y las emisiones, al tiempo que promete un aumento del 10% en la capacidad de pasajeros y un aumento del 28% en el espacio de carga. Estos ahorros, combinados con una eficiencia mejorada gracias al mejor diseño del casco y los motores modernos, junto con el uso de GNL para los buques de potencia, lograrán un ahorro estimado de alrededor del 46% de CO2 por pasajero en comparación con los buques actuales en las rutas más largas.

Reabastecimiento de GNL

En cuanto a la infraestructura de repostaje de combustible, Brittany Ferries ha desarrollado una solución innovadora para poder repostar su primer buque de GNL, el Honfleur. Esta solución consiste en que el GNL será transportado en contenedores a bordo, y luego unas grúas serán las encargadas de reponer el tanque fijo del barco. El proceso se invertirá cuando los tanques móviles estén vacíos.

Los costes adicionales que suponen los sistemas y equipos de GNL de el Honfleur se han compensado parcialmente con el apoyo del "Programa de inversiones para el futuro" (subprograma "Vehículo del futuro") del gobierno francés y operado por ADEME.

Para las operaciones en España, Brittany Ferries ha firmado una carta de compromiso con la compañía energética española Repsol para la entrega de GNL. Según el acuerdo entre las dos empresas, Repsol instalará un lugar adecuado para el almacenamiento de GNL en los muelles de los puertos del norte de España. La confirmación se espera a finales de este mes. Estos se utilizarán para repostar los dos barcos de E-Flexer durante sus paradas. Los dos nuevos barcos de clase E-Flexer de 42.200 toneladas estarán entre los más grandes de la flota de Brittany Ferries. Cada uno tendrá 215 metros con una mayor capacidad de carga y con capacidad para alrededor de 1.000 pasajeros.


* Estudio del ciclo de emisiones de GEI sobre el uso de GNL como combustible marino

El estudio, comisionado por SEA \ LNG y SGMF, fue conducido por Thinkstep de acuerdo con las normas ISO 14040/44. El informe ha sido revisado críticamente por expertos académicos independientes.

Se analizaron las emisiones de gases de efecto invernadero en el uso del GNL (gas natural licuado) como combustible marino en comparación con los combustibles convencionales basados en petróleo actuales y posteriores a 2020.

La colaboración y el apoyo de un gran número de compañías miembros de SEA \ LNG y SGMF que trabajan en toda la cadena de suministro de combustible y los fabricantes de motores permitieron la recopilación de datos técnicos actualizados y de calidad. Esto proporcionó la base para un análisis completo del ciclo de vida de la intensidad de los gases de efecto invernadero expresada en términos de equivalentes de CO2.

El estudio concluye que el GNL proporciona una ventaja significativa en términos de mejorar la calidad del aire. Más allá de los beneficios asociados a la reducción de los contaminantes del aire, el GNL es una solución viable para reducir las emisiones de los gases de efecto invernadero del transporte marítimo internacional y contribuye a los objetivos de reducción de la Organización Marítima Internacional (OMI). Sin embargo, el estudio también señala que las emisiones de metano de la cadena de suministro y el deslizamiento del motor deben reducirse aún más para maximizar el impacto positivo tanto en términos de calidad del aire como de emisiones de efecto invernadero.

Datos clave del estudio obtenido en el estudio:

  • El uso de GNL como combustible marino muestra una reducción de los gases de efecto invernadero de hasta un 21% en comparación con los combustibles marinos actuales basados en petróleo durante todo el ciclo de vida. El beneficio depende en gran medida de la tecnología del motor instalada y, en cierta medida, del tipo de combustible de referencia (destilado o residual).

  • Sobre la base de la tecnología del motor, la reducción de emisiones para los motores que funcionan con gas en comparación con los motores alimentados con HFO (con base de fluor) está entre el 14% y el 21% para los motores de velocidad lenta de 2 tiempos y entre el 7% y el 15% para los motores de velocidad media de 4 tiempos.

  • El proceso de combustión para GNL como combustible marino muestra beneficios en los que a emisiones de gases de efecto invernadero se refiere de hasta un 28% en comparación con los combustibles marinos actuales basados en petróleo. Sobre la base de la tecnología del motor, los beneficios de reducción de emisiones para los motores que funcionan con gas en comparación con los motores alimentados con HFO son entre 18 y 28% para motores de velocidad lenta de 2 tiempos y entre 12 y 22% para motores de velocidad media de 4 tiempos.

  • Los contaminantes locales, como los óxidos de azufre (SOX), los óxidos de nitrógeno (NOX) y las partículas (PM), se reducen cuando se usa GNL en comparación con los combustibles marinos convencionales actuales. Debido a la cantidad insignificante de azufre en el combustible de GNL, las emisiones de SOX se reducen casi a cero. Las emisiones de NOX se reducen hasta en un 95% para cumplir con los límites del Nivel III de la OMI sin tecnologías de reducción de NOx cuando se utilizan motores de ciclo Otto.

  • Se dispone de datos limitados sobre las emisiones de PM (partículas en suspensión), sin embargo, las reducciones de hasta el 99% son normales en comparación con el fuel oil pesado (HFO).

  • Para los combustibles marinos basados en petróleo post-2020 (fuel oil con bajo contenido de azufre (LSFO) o el uso de HFO en combinación con un sistema de limpieza de gases de escape) no hay una diferencia significativa en las emisiones de gases de efecto invernadero en comparación con los combustibles actuales basados en petróleo.


Podemos hablar
Contacta con nosotros llamándo al
942 59 84 71 Llámanos
ó Enviar un mensaje
Responderemos a tus cuestiones lo antes posible
política de privacidad.