logo brittany ferries

Descubre Cork, el corazón de Irlanda

Se la conoce como la ciudad rebelde al haber hecho frente a las invasiones británicas durante la guerra civil irlandesa, y sin duda sigue siendo una ciudad rebelde, llena de personalidad y con mucha vida. Hoy en día es una de las ciudades más importantes de Irlanda y quizás la más cosmopolita.

Es difícil encontrar una ciudad tan completa como Cork, sede de numerosas instituciones de arte y nombrada capital europea de la cultura en 2005. Entre tradiciones, folclore, mitos y leyendas, encontramos una ciudad moderna, multicultural y dinámica. Un equilibrio entre tradición y modernidad que se ha ido forjando a lo largo de su historia. Los lugareños, gente orgullosa de su historia y de sus raíces, han sabido conservar sus tradiciones y a la vez seguir evolucionando y modernizándose.

Cork creció alrededor del monasterio de San Finbar como un asentamiento eclesiástico y fue expandiéndose alrededor del río Lee. Los vikingos y posteriormente los cambro-normandos se asentaron en la zona convirtiéndola en una ciudad de importancia por su puerto comercial.


Turismo por Cork, historia y cultura al alcance de todos

Aún se conservan restos de la muralla que un día protegió la ciudad frente a los invasores, también hay catedrales góticas, edificios victorianos y castillos medievales. Es una ciudad repleta de historia, pero su oferta cultural es mucho más amplia. Son numerosas las galerías de arte, museos, teatros, y festivales que dan vida a esta ciudad. Al pasear por sus calles, entre canales y casas de colores, se puede sentir que es una ciudad vibrante y divertida.

En pleno centro de la ciudad encontramos la catedral de San Finbar. Esta catedral está dedicada a su patrón y es de arquitectura neo-gótica y medieval. Destacan sus pináculos con cruces celtas, las figuras bíblicas talladas en su piedra y las magníficas vidrieras. Entre sus esculturas, el ángel de la resurrección es conocido por una leyenda local que cuenta que si algún día cayese, supondría el fin del mundo.

Uno no se puede marchar de la ciudad sin oír las campanas de Shandon en la iglesia de Santa Ana. En la misma torre de Shandon está el reloj conocido como el mentiroso de las cuatro caras. Cada cara del reloj marca una hora diferente y ninguna parece ser la correcta.


cork ciudad irlanda


Visita otros puntos de interés en Cork

La cárcel de la ciudad de Cork, reconvertida en un museo que nos transporta a la época de la guerra de la independencia, es otro de los lugares que visitar para conocer mejor la historia de esta ciudad.

El castillo de Blarney, es una fortificación medieval rodeada de hermosos jardines. En lo alto de su torre, tras subir 127 escalones, se encuentra la piedra de Blarney, conocida por conceder el don de la elocuencia al besarla.

La galería municipal de arte Crawford recoge una colección variada de arte irlandés además de su exposición permanente de esculturas y moldes grecorromanos.

catedral cork


Ocio y gastronomía en Cork, siéntete Irlandés por un día

Como es de esperar, en Irlanda son números los pubs tradicionales donde poder tomarse una buena cerveza, pero su oferta gastronómica abarca mucho más, desde pescado y marisco fresco a productos locales de sus granjas. Son famosas sus ostras, el cordero y sus quesos autóctonos. Hoy en día es un centro de referencia culinario, con restaurantes tradicionales y modernos, cuna de famosos chefs y con varias escuelas gastronómicas de gran reputación.

El mercado Inglés y el museo de la mantequilla son dos lugares que aúnan historia, cultura y gastronomía. En pleno centro de la ciudad se encuentra el mercado Inglés, es un edificio victoriano de mediados del siglo 19 que se ha convertido en una atracción turística por su arquitectura y por su variada oferta de productos locales, desde artesanía a pescado fresco, carnes y embutidos de la zona. Los comerciantes ofrecen pequeñas degustaciones como los famosos huevos con mantequilla y beicon.

También se puede degustar la comida tradicional en las cafeterías de la planta superior del mercado. A poca distancia del centro, en la zona de Shandon, se puede visitar el museo de la mantequilla. Este museo presenta aspectos como la importancia comercial de Cork en los siglos 18 y 19, la producción, evolución, intercambio y venta de un alimento que dio fama mundial a Cork.

Y estos son para nosotros los mejores lugares para visitar en el corazón de Irlanda, Cork ¡reserva ya tu camarote con nosotros y prepárate para viajar!

Cuaderno de Bitácora